Entrevista con Paola Alfaro-Mori

Entrevistamos a Paola Alfaro-Mori, autora de Los Abismos Platónicos:

¿Podrías contar a los lectores quién se esconde tras la autora de Los Abismos Platónicos? Aficiones, gustos literarios, hobbies…

Se esconde una madre, una esposa, un ama de casa (aunque esto lo hago muy mal) y una ingeniera… varias facetas, como las tienen muchas mujeres.

Como no podía ser de otra forma, me gusta mucho leer: desde que era una niña he sido lectora voraz, de las que no salen de su casa o se acuestan de madrugada porque no pueden dejar el libro.

He leído de todo, nunca me he encerrado en un género: desde clásicos como Dumas y Dickens, hasta Jacqueline Susann, que recuerdo llegó a mis manos gracias a la hermana de mi mamá que vivió su juventud en la época en que todos leían El valle de las muñecas.

También me gusta mucho ver buenas películas y me engancho con facilidad a las series, sobre todo cuando me sorprenden con misterios y giros en la trama.

¿Recuerdas el primer libro que leíste? ¿Y la primera historia que escribiste?

No me acuerdo cual fue el primer libro que leí, pero debe haber sido alguno de los cuentos de hadas clásicos. Sí recuerdo haberlos leído todos y varias veces, en muchas versiones. Y también recuerdo haber disfrutado mucho cuando encontré una colección de cuentos para niños en la casa de mis primos, que viven en un departamento del interior del país (Arequipa), donde solía pasar parte de las vacaciones escolares. Eran cuentos de hadas, pero no los clásicos, sino otros que nunca había leído y me parecieron super interesantes.

La primera historia que escribí fue “Los abismos platónicos”; antes de eso nunca se me ocurrió que podría ser capaz de escribir algo que no fueran informes de trabajo o artículos relacionados con mi carrera.

¿Cuál fue el primer libro que te impactó y por qué?

No recuerdo cuál fue el primer libro que me impactó, pero sí varios que me gustaron mucho. Por ejemplo, “El conde de Montecristo” y “Los tres mosqueteros” de Alejandro Dumas, los libros sobre piratas de Emilio Salgari, “Cumbres Borrascosas” de Emily Brontë y algunos otros. Y dentro de los autores contemporáneos, me gusta Julia Navarro, Santiago Posteguillo, Ann Rice, Isabel Allende, Haruki Murakami.

Y en cuanto a libros de no ficción, me gustó mucho leer a Yuval Noah Harari, tanto “Sapiens” como “Homo Deus”. Por eso escribí un artículo sobre su obra y sus ideas e hipótesis, que está disponible en mi web.

¿Alguna manía a la hora de escribir o leer?

Como a la mayoría, no me gusta cuando me interrumpen, pero ocurre todo el tiempo. No queda otra cosa más que acostumbrarse.

A veces cuando escribo me gusta prender un palito de incienso y poner música.

¿Qué escritor o libro te ha influido en tu trabajo como autor?

Yo diría que todos los que he leído. Me parece que eso es inevitable, y ocurre consciente e inconscientemente. Puedo reconocer aspectos que me han llamado la atención de unos y de otros, como por ejemplo, en el caso de Julia Navarro, me gusta mucho cómo ella salta de una época a otra y de una historia a otra a través de los capítulos y después hace que todo se junte y encaje. Eso es algo que tomé hasta cierto punto cuando escribí “Los abismos platónicos”.

Pero de seguro lo que trae el inconsciente a la hora que uno escribe es mucho más de lo que se puede identificar.

Lo que sí podría decir es que las preguntas que plantea Harari en “Homo Deus” influyeron mucho, sobre todo para iniciar y situar la historia. Y también las ideas de Platón respecto a lo que para él era al sistema ideal de gobierno, que siempre me llamaron la atención porque contienen postulados muy drásticos, que me llevaban a preguntarme cómo sería la vida de las personas bajo un gobierno como ese. El resultado fue una novela algo distópica, como era predecible.

¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

Últimamente se me ha dado por leer dos libros a la vez. Ahora estoy leyendo “La traición de Roma” de Posteguillo y “Legión: las múltiples vidas de Stephen Leeds” de Brandon Sanderson.

Estoy escribiendo la segunda parte de “Los abismos platónicos”. Acabo de terminar el primer borrador, así que falta mucho camino por recorrer aún.

¿Qué va a encontrar el lector en tu primera novela, Los abismos platónicos?

Una historia con temas y dilemas que seguramente tendremos que afrontar en el futuro próximo; algo de política, mucho de romance; una trama dinámica, rápida, fluida, fácil de leer; un protagonista con un gran reto, pero también con muchas preguntas internas, sentimientos intensos y un pesado legado que no lo deja ser libre, a pesar de que la búsqueda de la libertad es lo que mueve la historia.

 Se volvió una obsesión que solo me dejó en paz cuando terminé de escribir; nunca pensé que podía llegar a ser tan intenso.

¿Podrías compartir con nosotros alguna anécdota relacionada con la época en la que la escribiste, o te inspiraste, tu libro?

Creo que la única anécdota es que cuando me puse a escribir, no pensé que iba a terminar una historia, y que lo iba a disfrutar tanto. Me sorprendió mucho la manera en que esto me envolvió la vida entera, hasta el punto de pensar en la trama y sus posibilidades mañana, tarde y noche —hasta algunas noches de insomnio me costó— y hasta enamorarme de los personajes. Se volvió una obsesión que solo me dejó en paz cuando terminé de escribir; nunca pensé que podía llegar a ser tan intenso.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra